viernes, 20 de septiembre de 2013

CANTANDO BAJO LA LLUVIA















COLGANTE LLUVIA Y PARAGUAS












Ya sabéis lo que dice el refrán: "A mal tiempo, buena cara". A pocos días para que comience el otoño, y después de llevar unos días mirando el cielo, esperamos en breve el cambio del clima que nos llega  y comentamos aquello de "sería bueno que lloviese un poco".
La lluvia es beneficiosa, nos aporta salud, somos agua. El agua es el origen de la vida. Pero es un hecho que la lluvia afecta a nuestro estado de ánimo, pero no provoca depresión, provoca tristeza. El problema no es la lluvia sino la falta de luz. Así que si veis un rayito de sol aprovecharlo, adoptar una actitud optimista. La luz del sol es beneficiosa, genera serotonina (hormona de la felicidad) y nos da energía.
Por otra parte, los días de lluvia también influyen en nuestro ocio. Nos provoca una inactividad, quedándonos en casa, sin relacionarnos ni vernos con los amigos. No hay que quedarnos sentados, hay que coger un paraguas y salir. Dejar que la lluvia tranquilice nuestra alma, abra nuestro corazón e inspire nuestra mente. Un día lluvioso es una buena oportunidad para sintonizar y escuchar lo que dice la naturaleza.
Los paraguas son los que deberían estar tristes porque son los únicos que ven el cielo cuando tienen nubes negras (los parasoles son los que ven el sol). ¿Y realmente deberían estar tristes? Pienso que la lluvia a lo mejor no les moja por más negro que esté el cielo, tal vez todo les resbala y solo piensan en llegar a su paragüero.


3 comentarios:

nimbus nim dijo...

Me ha gustado como has enlazado tu entrada, pues si! todos los días hay que aprovecharlos...precioso colgante!!!
Besos!!!

http://quedateenminube.blogspot.com.es/

ana ro dijo...

Muy bonito el colgante... a mi me encanta ver la la luvia a través de los cristales de la ventana, me relaja y me da paz...( yo es que soy un caso a parte)
Un beso ^__^

Pilar dijo...

Primero, el colgante me encanta, con ese punto de color que le dan las gotitas y segundo, tu entrada me ha provocado una sensación de relajación. Tengo ganas de que llueva, para poder coger mi paraguas y caminar. Besicos.